Comienza el día con una actitud centrada en estar presente en el aquí y el ahora

Actualizado: ene 14



Una mañana

(Rosemery Wahtola Trommer)

Una mañana

nos despertaremos

y nos olvidaremos de construir

esta pared que estábamos construyendo.

La pared entre nosotros,

la que hemos estado construyendo

durante años, quizás,

por un cierto sentido

de justicia y de límites

quizás también por costumbre.

Una mañana

nos despertaremos

y dejaremos que nuestras manos vacías

cuelguen hacia los lados.

Quizás se eleven,

como hacen a veces

las cosas vacías

cuando se las lleva el viento,

quizás, sencillamente

no puedan recordar cómo agarrar,

cómo enfadarse.


Nos despertaremos esa mañana

y habremos extraviado

todas nuestras teorías

de por qué y de cómo

y de quién le hizo algo a alguien.


Habremos traspapelado

todos los plazos

de cuándo y de qué

y no nos apresuraremos

a escribir de nuevo

esos planes y esas teorías.


En esa mañana

no habrá cambiado

mucho más

lo que florece

seguirá floreciendo,

lo que se marchita

seguirá marchitándose.


Habrá campos que arar

y trenes que cargar

y niños que alimentar

y trabajo que hacer

y en cada momento

en cada acción

sentiremos la necesidad de darte las gracias

y nos rendiremos al deseo de hacer una reverencia.