Maneras de comenzar el curso escolar con atención plena y compasión

Actualizado: 14 de sep de 2020

Adaptación del extracto de un artículo de Ira Robois publicado por Catharine Hannay (Mindful Teachers)

Prepararse antes de comenzar el curso

Para todos los maestros y maestras que conozco, el final de las vacaciones de verano significa un aumento de la nerviosismo y ansiedad. Significa prepararse para comenzar una nueva experiencia, con nuevos estudiantes y novedades en los planes anuales de centro.

Para comenzar el año escolar, o algo nuevo, es obvio que debemos hacer planes. Necesitamos determinar a dónde queremos ir y qué queremos lograr para cumplir esos objetivos. Pero a menudo ignoramos el lado emocional de esta preparación.


En este artículo te compartimos un par de maneras de prepararte para un comienzo de curso con más autocuidado y bienestar para ti y para tu alumnado:

1. Dedicarte un momento para parar de forma periódica y volver al momento presente.

Se trata de invitarte a tomarte un momento para darte cuenta de lo que sientes y observar tus pensamientos. Solo cuando somos conscientes de nuestros pensamientos y sentimientos podemos elegir cómo relacionarnos con ellos. Te proponemos darte cuenta de qué significa para ti comenzar el año escolar y lo que necesitas, de este modo también podrás comprender mejor lo que necesitan tus alumn@s.

Permítete tomarte un tiempo todos los días para fortalecer la conciencia de tu propio estado mental y emocional. Si llegas a la escuela con estrés o ansiedad, mira a ver si puedes parar, mirar el edificio de en frente, los árboles a tu alrededor y respirar hondo. Entonces estarás en tu cuerpo, presente en el momento, no atrapado en tus pensamientos. Cuando te recibes a ti mism@ con amabilidad, estás más preparad@ para recibir a l@s estudiantes.

Una forma de hacerlo es practicar la Pausa 3S


Stop: para lo que estés haciendo,

Siente los pies: cualquier sensación física que puedas percibir, frío, calor, presión…

Siente tu respiración: quizá puedas sentir el abdomen hinchándose en la inhalación y deshinchándose en la exhalación

Lleva cada a cabo cada paso durante unos momentos (tienes un audio de esta práctica en el apartado de “recursos” de nuestra web: https://www.mindedu.es/copia-de-recursos).


Se trata de que puedas permitirte parar periódicamente lo que estás haciendo:

I. cerrando los ojos,

II. descansando tu atención en las sensaciones de los pies,

III. sintiendo la respiración entrando y saliendo…

IV. y dándote cuenta de tus pensamientos y sentimientos, observando si quizá hay alguna emoción que está tiñendo tu experiencia de este momento.

¿Puedes observar cómo te sientes tras ofrecerte esta breve pausa?

Las 3S también es una buena práctica para enseñar a tus alumn@s. Puedes usarlo para comenzar cada lección o en medio de una acalorada discusión.


2. Conoce a tus alumnos, dales la bienvenida con atención plena

En los primeros días de clases, permítete tomarte un momento para cerrar los ojos y sentir cómo tu cuerpo descansa cómodamente en la silla. Siente la respiración entrando y saliendo de tu cuerpo.

Ahora imagina que estás en el aula y entran l@s estudiantes. Imagina lo que l@s estudiantes podrían estar sintiendo o pensando en estos primeros días de clase. Imagina cuáles pueden ser sus necesidades y sus preocupaciones.

L@s estudiantes, cuando asisten a tus clases se están poniendo en tus manos, de algún modo, están confiándose a ti. ¿Puedes sentirte gratitud por esta oportunidad? ¿Valentía? ¿Puedes imaginar cómo t