Las 7 actitudes del Mindfulness

del libro Vivir con Plenitud las Crisis de Jon Kabat-Zinn, Editorial Kairós

1. No juzgar.

La categorización continua de las experiencias como agradables, desagradables y neutras nos encierra en automatismos. Tomar conciencia de los continuos enjuiciamientos, para abrirnos a las experiencias tal y como son. Abrirnos a ellos pero no apegarnos a ellos.

 

2. Paciencia

La paciencia es una forma de sabiduría. Paciencia en la práctica que comenzáis.

Paciencia para estar en la etapa de la vida en la que estamos. Si el niño es pequeño queremos que crezca un poco para tener más autonomía, queremos que la mariposa salga del capullo a veces antes de tiempo.  Ser pacientes es permanecer completamente abierto a cada momento, aceptándolo con plenitud y sabiendo que las cosas discurren a su propio ritmo.

 

3. Mente de principiante. Curiosidad

Verlo todo como si fuera la primera vez. Hagamos esto con nuestros hijos y vemos que pasa.

 

4. Confianza en uno mismo

Confiar en nuestra intuición, en nuestra sabiduría natural, en nuestra bondad. Ser nosotros mismos cada vez  más plenamente. Escuchar  nuestro ser y confiar en él.

 

5. No esfuerzo

No se trata de querer hacer sino más bien no hacer, observar lo que está pasando. Permitir observar lo que está pasando. Hacemos este taller, para realizar unas prácticas determinadas pero esos objetivos que habéis planteado al principio los vamos a dejar en suspenso, no vamos a querer controlar nuestra reactividad, vamos a observarla y vamos a hacer las prácticas que os proponemos.

 

6. Aceptar la realidad

Ver las cosas como son realmente. Tenemos unos Kilos de más, tenemos una situación laboral precaria, tenemos una red social poco extensa. Es una faceta básica del proceso curativo, aceptar las cosas como son.   La energía que gastamos en luchar por cambiar el rumbo del río, en lugar de aprovecharlo para descubrir algo diferente, para sostener que no se desborde y sea peor aún su existencia.

Aunque haya algo muy desagradable en este instante es mejor aceptarlo porque es el único instante que tenemos para cualquier cosa. Es un acto inteligente y compasivo con uno mismo.

La aceptación no significa que nos resignemos o renunciemos a nuestros valores, no es renunciar a romper los hábitos destructivos, renunciar a nuestro deseo de crecer y mejorar, no es resignación pasiva

La aceptación de la que hablamos significa tomar la decisión de ver las cosas tal y como realmente son. Esta actitud prepara el camino para actuar adecuadamente en la vida con independencia de lo que ocurra. Porque al tener una idea clara de lo que está ocurriendo, también es probable que sepamos lo que tenemos que hacer.

 

7. Soltar.

 La actitud de no tener apego a las cosas es fundamental en la práctica de la meditación. Trabajamos no aferrarnos a nada, ni a las experiencias positivas, ni a las negativas.

Observar porque nos aferramos a algo.  A veces no podemos dormir porque el aferramiento es muy fuerte. Yo a ser alguien en el mundo, a ser llamada, buscada, admirada.

www.mindedu.es    info@mindedu.es

 

© 2017 Mindfulness en Educación - Madrid, España